El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Cierra la Acrópolis por una huelga convocada por temor a que se privatice
Cierra la Acrópolis por una huelga convocada por temor a que se privatice

ATENAS (Reuters) - Una huelga de los trabajadores del Ministerio de Cultura griego supuso el cierre este jueves de la Acrópolis de Atenas, que es la atracción más popular del país, y dejó una larga cola de turistas en el exterior.

Los trabajadores convocaron la huelga de 24 horas porque temen que algunos de los sitios de patrimonio nacional del país se incluyan en un fondo de activos que se privatizará, algo que el Gobierno ha negado.

La protesta supuso el cierre de lugares arqueológicos y varios museos, incluyendo la colina de la Acrópolis y el Partenón -las ruinas de un antiguo templo griego a la diosa Atenea en la cima de la colina que domina la capital-.

"Estamos decepcionados. Estamos aquí solo un día y no podremos visitar la Acrópolis", dijo Alexander Walter, un funcionario alemán que viaja en un crucero, a pocos metros de sus puertas, donde los manifestantes colgaban una pancarta que decía "NO A LA VENTA".

Una docena de trabajadores levantaron pancartas que decían: "La cultura arqueológica del país no está a la venta".

Los trabajadores exigen que el Gobierno anuncie qué sitios culturales se están considerando para el fondo y qué significaría la venta.

"No sabemos qué monumentos y qué museos están en la lista", dijo el jefe de su sindicato, Stamatia Marketou.

El Ministerio de Finanzas de Grecia dijo el miércoles que los sitios arqueológicos e históricos, los monumentos y los museos están exentos del fondo de activos que se privatizarán o estarán bajo administración privada.

El Ministerio de Cultura también lo ha negado.

"Lo que está sucediendo hoy aquí está fuera de lugar, cuando menos", dijo la ministra de Cultura, Myrsini Zorba, a la televisión estatal.

Grecia, que está saliendo lentamente de años de crisis económica, ha tenido un turismo récord este año, con más de 30 millones de visitantes.


(Información de Lefteris Papadimas; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)

COMENTARIOS