El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Back in black

Por Federico Pérez (*).

Back in black

No por mucha pronunciación y  rótulo british, una caída en la calidad podrá ser disimulada. Este final de semana, nadie sabe con qué objetivo ni a la espera de cuál resultado, los comerciantes del área del microcentro convertirán esta zona en una gran kermesse o feria.

El sector mercantil, como tantos otros de nuestra provincia y muchos más del país, atraviesa una brutal contracción de la demanda, producto de una abrupta caída en el poder adquisitivo de los vecinos. Mal que les pese al obstinado macrismo que enarbolan varios de los dirigentes de la Cámara de Comercio local, los números en rojo son cada vez más elocuentes de la situación y ni qué hablar en cuanto a las proyecciones a corto, mediano y largo plazo.

El invierno en el que Casa Rosada metió a la economía del país mueve a que cada esfera de la actividad incluya mayor cuota de ingenio –ya sea particular o de conjunto- para atravesar dichos obstáculos. Sin embargo, los comerciantes mencionados decidieron “mimetizarse” con el sector al que se dicen enfrentados (los vendedores ambulantes), por medio de un artilugio populachero que nadie sabe si contribuye a tal fin.

En verdad, cabe pensar que no lo hace. El montaje de parlantes a lo largo y ancho del área peatonal, atronando durante todo el horario comercial con ritmos tropicales y ofertas al voceo (que enumeran artículos y precios de ocasión) pareciera atentar contra la “segmentación” que en este momento necesitan como estrategia para mejorar la facturación. Algún tercero en situación equidistante de clientes y oferentes podría rememorar esto con aquellas camionetas F100 propaladoras de toda ganga para dama o caballero, interesado o no, en zapallos o sandías puestos a cotizaciones inmejorables.

Y, por consiguiente, la uniformización puede propender a que los potenciales clientes identifiquen este armado ocasional con lo mismo que sucede todos los fines de semana del año en las ferias barriales, en las que, dicho sea de paso, consiguen productos similares a precios menores.

Eso, sin contar la elusión del área céntrica que en estos “Black Friday” tendrá a bien concretar el resto de la población capitalina, inclinada con mayor propensión a huir de los ruidos molestos. 

(*) Saltainforma, 8 de noviembre de 2018.  


COMENTARIOS