El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Un disparo más

Por: Federico Pérez (*). El escenario electoral para la gobernación 2019.

IMÁGENES

La campaña de posicionamiento de candidatos a la gobernación comenzó en la semana que hoy expira y ya se discute quién será el sucesor de Juan Manuel Urtubey. Es probable que los comicios para definir la titularidad del Ejecutivo provincial sean fechados para mayo de 2019. Por lo tanto, quien no esté avisado al respecto deberá posponer cuatro años más sus aspiraciones o bien accionar con este escenario ya en movimiento.

Durante la semana, las pintadas con la inscripción “Romero 2019” resultan inquietantes para el resto del arco político y suman porotos –más una pizca de misterio- a favor del actual senador nacional, Juan Carlos Romero. El ex mandatario provincial suma a su hándicap haber dejado la casa de gobierno con más de un 30 % de aprobación, si uno se remonta al año 2007 cuando cerró su tercer período.  

El accionar sigiloso que JCR supo desarrollar en la Cámara alta nacional contribuye a limar por el lado de los antiguos detractores a su gestión, al tiempo que permite aprovechar en el contexto de desgaste, casi “natural”, que tiene a la gestión JMU con un 27 % de aprobación. Lo curioso entre quienes cuentan con el training requerido para estos trotes es que se asume con llamativa candidez los coletazos que el “despegue”, respecto a la actual gestión, seguramente haría el actual parlamentario en caso de un eventual aterrizaje el próximo año en la gobernación. 

Otro de los aspirantes es el diputado nacional Sergio Leavy, baluarte de la escudería nacional y popular para la carrera hacia finca Las Costas. Desde el Frente Ciudadano para la Victoria, hasta finales de esta semana, suponían que JCR repetiría su postulación para reelegirse en la banca que hoy ocupa y pondría fichas en la construcción del proyecto político Betina Romero 2019.

Desayunarse con esta medialuna romeriana remueve el suelo del mapa parsimonioso sobre el cual el FCV había colocado todas las fichas, menos una. Por otro lado, el desempeño de Leavy en la cámara baja nacional debe haber tenido, probablemente, intervenciones y tomas de posición interesantes. Sin embargo, tal desenvolvimiento se mantiene casi con signos de interrogación para el 80 % del electorado salteño.

En estos días, varios dirigentes plantearon esta y otras inquietudes en la construcción de la postulación del sector Nac & Pop, pero la respuesta fue desalentadora. La propensión a los sucesivos cabildeos, más un cierto “alambrado” del espacio, continúan proyectando sombras en relación a la real decisión del ex intendente de Tartagal de reclamar el cetro de candidato a la gobernación.

En cambio, su colega Javier David consiguió comunicar con mayor eficacia su postura contraria al siguiente capítulo del Plan de Ajuste que recibió media sanción en la madrugada del jueves en cámara baja. El diputado nacional es otro de los embarcados en la carrera 2019 y si bien podría erguirse como postulante para la intendencia capitalina, la dinámica que las placas tectónicas imponen al escenario nacional y provincial pueden ponerle en oferta la visión de un premio mayor.

Por el lado derecho del escenario, los diputados nacionales Martín Grande y Alfredo Olmedo no deben ser desatendidos, y en menor medida el actual jefe comunal capitalino, Gustavo Sáenz. En el primer caso, en función de la obediencia del periodista a cada uno de los cursos de actuación que el macrismo ofrece, cada dos meses, en Parque Norte. Por el lado de Olmedo, podría resultar de una alquimia algo más intrincada (en vistas de su reciente voto negativo al Presupuesto) y a partir de un pronunciamiento particular al que luego se sume la alianza Cambiemos, desde una perspectiva superestructural. Mientras que Sáenz mantiene un nivel de adhesión relevante en esta capital, aunque en su círculo íntimo plantean que lo más seguro sería ir por la reelección.

Cuando queda un mes para plantearle al electorado quiénes competirán por la gobernación de Salta y por la presidencia de la nación, los días comenzaron la cuenta regresiva a toda velocidad. De acá en más, lo que haga cada sector y cada candidato será una muestra de la firmeza en las decisiones que a mediados de 2019 decodificarán los salteños cuando vayan a expresar su definición. Y no habrá vuelta atrás.


COMENTARIOS