El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

La respuesta de Trump a la carta de una niña sobreviviente de un tiroteo en su escuela
La respuesta de Trump a la carta de una niña sobreviviente de un tiroteo en su escuela

Ava Olsen tenía tan solo seis años cuando vivió un momento aterrador y devastador, una pesadilla que golpeó trágicamente a la comunidad de la escuela primaria Townville, en Carolina del Sur, y dejó una ruda marca de dolor y muerte.

En septiembre de 2016, un adolescente de 14 años condujo un auto hasta el patio de juegos de la escuela Townville y con una pistola abrió fuego contra los que estaban allí, niños de primer grado de primaria y sus profesores. El tirador hirió a un pequeño en un pie y a un maestro en el hombro. Pero, de acuerdo al relato de The Washington Post, antes de que se le trabara la pistola abatió a Jacob Hall, de apenas 6 años.

Jacob era el primer chico que Ava había besado y ella, con singular emotividad, había poco antes decidido que ambos se casarían cuando fueran mayores. Pero ese sueño se truncó violentamente, pues Jacob falleció días después a causa de la herida de bala que recibió a manos del agresor adolescente.

Ver fotos
El funeral Jacob Hall, de seis años, muerto en un tiroteo en su escuela en Townville, Carolina del Sur en 2016. Los dolientes acudieron vestidos de superhéroes, en memoria del pequeño fallecido. (AP)

Desde que fue testigo directo de esa tragedia, en la que ella misma podría haber sido baleada, la niña Ava ha padecido tristeza, miedo y desolación. Ha tenido que recibir ayuda psicológica y ha dejado de asistir a la escuela, recibiendo su educación directamente en casa. Y aunque poco a poco ha ido recuperándose, está continuamente preocupada por la seguridad de los niños en las escuelas, al grado de que un buen día, en agosto de 2017, decidió escribirle una carta al respecto al presidente Donald Trump.

En la carta le cuenta que estuvo en el lugar del tiroteo en la escuela Townville y que ella y su hermano sobrevivieron al ataque, pero no Jacob. “Yo lo amaba e iba a casarme con él un día”, escribió la niña para luego añadir, con estremecedora lucidez y contundencia para una pequeña de tan corta edad, que “yo odio las armas, una arruinó mi vida y tomó la de mi mejor amigo. No quiero que esto vuelva nunca a suceder”.

La niña continuó su carta preguntándole al presidente “¿va usted a proteger a los niños?” y pidiendo que “por favor… proteja a los niños de las armas”.

La carta de Ada se fue en el correo y en diciembre pasado le llegó una respuesta desde la Casa Blanca con la firma Trump. En la misiva Trump la agradece a Ava y le dice que “has sido muy valiente al compartir tu historia conmigo. La señora Trump y yo sentimos la pérdida de tu amigo Jacob. Nuestras oraciones están contigo, tu familia, tu escuela y la familia de Jacob”.

Con todo, Trump no ofrece acciones concretas ante la pregunta de Ava de cómo planea proteger a los niños de las armas. La carta presidencial sólo elabora en la generalidad de que “las escuelas son lugares donde los niños aprenden y crecen junto a sus amigos. Sus pasillos deben estar libres de miedo. Es mi objetivo como presidente asegurar que los niños de Estados Unidos crezcan en un ambiento seguro y dándoles la mejor oportunidad de desarrollar todo su potencial”.

Ciertamente una carta a una pequeña niña quizá no era el lugar que Trump desearía para formular una política detallada para reducir las muertes por armas de fuego en el país, y la Casa Blanca recibe multitud de correspondencia de niños para el presidente. Pero dada la tragedia que está en el origen de la carta de Ava, habría sido significativo que Trump hubiese sido más concreto en la forma como él planea “continuar enfocado en proteger a los estadounidenses y mejorar la seguridad de nuestra nación”.

Ver fotos
En 2016 el pequeño Jacob Hall, de 6 años, murió en un tiroteo desatado en su escuela en Townville, Carolina del Sur. Su amiga Ava Olsen sobrevivió y en 2017 le escribió una carta a Donald Trump para pedirle que proteja a los niños de las armas. (Inside Edition / Archivo Yahoo)

En ese contexto, medios como el New York Daily News critican que Trump no ofreciera más que oraciones ante la tragedia y las inquietudes de Ava.

Esa situación no le pasó desapercibida a la niña, quien tras recibir la carta de la Casa Blanca escribió y envió una segunda misiva en la que le dio varias sugerencias al presidente. “Él [Trump] no dijo cómo protegería a los niños”, dijo Ava. La niña entonces le recomendó al presidente trasladar las escuelas a lugares más seguros, establecer lugares a donde los niños puedan correr para huir de situaciones de peligro y construir escuelas de modo circular con los patios de recreo en medio.

La Casa Blanca aún no ha respondido a la segunda carta de Ava.

Y, tristemente, otros incidentes de violencia y muerte por armas de fuego han continuado azotando las escuelas de Estados Unidos.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

COMENTARIOS