El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Secuestrado por la guerrilla paraguaya cumpliría cuatro años de cautiverio
Secuestrado por la guerrilla paraguaya cumpliría cuatro años de cautiverio

Asunción, 2 jul (EFE).- Los familiares del policía Edelio Morínigo siguen esperando noticias de su paradero cuando el jueves se cumplen cuatro años de su secuestro por la guerrilla, cuya actividad no ha podido ser erradicada por el actual Gobierno, como reconoció el presidente, Horacio Cartes, en su último informe a la nación.

En el norte del país fue también secuestrado el ganadero Félix Urbieta, de quien no se tienen noticias desde octubre de 2016, cuando fue llevado por la fuerza de su finca.

Morínigo fue secuestrado en julio de 2014 en la región norte por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), mientras que el secuestro de Urbieta se atribuye a una escisión de ese grupo.

Meses después del secuestro de Morínigo, el EPP ofreció al Gobierno un canje de prisioneros a cambio de entregar al policía, que el Ejecutivo rechazó.

La última imagen de Morínigo apareció en un video difundido en octubre de 2014 por el EPP y en abril de este año la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) encontró un documento en el que se señalaba que estaba muerto, aunque no se confirmó.

Sus familiares siguen demandando pruebas de vida, al igual que los de Urbieta.

Cartes no hizo referencia a esos secuestros en su informe en el Congreso del domingo, el último antes de dejar la Presidencia el 15 de agosto al oficialista Mario Abdo Benítez, el vencedor de las elecciones del 22 de abril.

Pero asumió que durante su mandato no fue capaz de erradicar la actividad de los "criminales del norte", en referencia al EPP, autora también de secuestros de miembros de la comunidad menonita asentada en su zona de influencia.

Sin embargo, Cartes recordó que su Gobierno desmanteló a la Agrupación Campesina Armada (ACA), una escisión del EPP, cuyos líderes fueron arrestados o muertos en enfrentamientos con las autoridades.

Durante el Gobierno de Cartes se creó la FTC, un combinado de militares y policías destinado a la lucha contra la guerrilla, y a la que algunas fuerzas políticas achacan falta de resultados.

El EPP realizó durante el actual Gobierno secuestros entre la comunidad menonita como los de Bernard Blatz, de 22 años, y Franz Hiebert, de 32, liberados a principios de febrero tras más de cinco meses y el pago de una suma económica.

Un mes antes las fuerzas de seguridad hallaron el cuerpo sin vida del menonita Abraham Fehr, que había sido secuestrado dos años y medio antes por el EPP.

Abdo Benítez visitó hace unos meses a las familias de Morínigo y Urbieta y subrayó su "compromiso con el fortalecimiento de la FTC y de las políticas de seguridad", pero matizó que no quería "crear expectativas falsas" porque se trata de un "problema complejo".

El presidente electo avanzó que durante su mandato se dotará a la FTC de mayor tecnología, capacidad operativa y formación, además de recurrir al ejemplo de países con mayor experiencia.

El nuevo presidente, del Partido Colorado, ha designado a Juan Ernesto Villamayor como ministro del Interior de su gabinete.

El Gobierno paraguayo atribuye al EPP medio centenar de asesinatos y varios secuestros desde su fundación en el 2008.

COMENTARIOS