El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Nadie se salva

El macrismo admitió nuevos tarifazos, tanto en la generación como en la distribución de la energía eléctrica que tendrá otra vez a su cargo el ciudadano común.

Nadie se salva

El precio mayorista de la energía tendrá un incremento de por lo menos 28% en todo el país a partir de febrero próximo, según surge del proyecto de presupuesto que el Ministerio de Hacienda elevó al Congreso la semana pasada. La suba prevista no será la única en las tarifas eléctricas, porque también habrá ajuste en el margen que perciben las transportistas y las distribuidoras Edenor y Edesur.

Según informó el Ministerio de Hacienda, en 2018, los usuarios se harán cargo del 64% del costo de generación, lo que generará un aumento significativo en los montos de las boletas de energía que llegarán a los hogares.

Debido a que según el Ministerio de Energía ese valor es de u$s71, si se estima que el tipo de cambio promedio para el año que surge del proyecto, se puede ubicar en $18, el precio del megavatio pasaría de $640 en la actualidad a $818, en el caso de los usuarios residenciales y pequeños establecimientos.

Por su parte, el ministro Nicolás Dujovne también recordó que hay ajustes semestrales previstos y que durante este año sólo hubo un incremento en la energía que se aplicó desdoblado entre febrero y marzo.

Siguiendo esa lógica, en agosto debió haber una ratificación del valor, pero no ocurrió, lo que puede atribuirse a motivos electorales. De esta forma, queda la posibilidad de que en noviembre se decida un nuevo aumento.

El funcionario aseguró que los aumentos que vendrán serán menores que los del año pasado. En ese sentido, el alza en el valor mayorista de la energía se duplicó entre febrero de 2016 y marzo de 2017, al pasar de $320 a $640 por megavatio/hora y representa el 50% de la tarifa final sin impuestos.

Pero además del aumento en el precio mayorista que reduce los subsidios a cargo del Estado, están pautados dos nuevos ajustes en noviembre y en febrero para Edenor y Edesur, debido a la revisión tarifaria integral que aseguró fondos a esas empresas.

Considerando esas premisas, las tarifas finales de Edenor y Edesur para hogares y pequeños comercios tendrían un aumento del 14% en noviembre próximo si no se modifica el precio mayorista. Y en febrero, sumando otro 16% y el alza en la energía, la suba sería del 50% sin impuestos con relación al cuadro tarifario vigente ahora.


COMENTARIOS