El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Comienza por arriba

La provincia de Salta será uno de los distritos en los que comenzará la prueba de confirmación biométrica en votantes, una medida que podría tener poca vida, en caso que prevalezca la hipótesis de intento de avanzar en dirección disuasiva contra el voto universal, secreto y obligatorio.

Comienza por arriba

La Cámara Nacional Electoral informó sobre los detalles de la prueba piloto de identificación biométrica electoral, que se realizará en las PASO en provincias de la frontera norte en poco más mil mesas, pero advirtió que el sistema no detecta todos los posibles fraudes, como los casos de doble nacionalidad con DNI legal.

El presidente de la CNE, Santiago Corcuera, afirmó que probar el dispositivo biométrico es importante "por dos cosas, la primera para hacer una evaluación integral del instrumento, y segundo, porque no entra en discusión la identidad del elector".

"La decisión de hacerla en las provincias de la frontera norte no es azarosa, allí hay una historia de biometría porque también se usa en Brasil y Bolivia", explicó el funcionario y precisó que este sistema servirá para descubrir, en caso de que los hubiera, DNI falsos, ya que la persona "no figuraría en el archivo biométrico", así como situaciones en las que el votante "registre varias identidades".

Sobre lo denunciado en 2015 en relación a ciudadanos paraguayos con DNI argentino obtenido como presunta prebenda política, el funcionario explicó que el sistema no prevé estas situaciones, ya que el documento en esos casos es legal.

"Hay un sinnúmero de supuestos siempre", admitió y mencionó, al respecto, los casos de doble nacionalidad, aunque sí se podrá detectar cuando el votante figure como residente en el exterior.

El secretario de Actuación Electoral, Sebastián Schimmel, también reconoció que "el dispositivo no resolverá en sí el problema de migración transfronteriza", consideró que "la zona de la frontera norte requiere relegitimar" su proceso electoral -en alusión a las denuncias realizadas años atrás-, y señaló que el objetivo también es que el padrón electoral "refleje la realidad de sus integrantes".

Schimmel garantizó que la prueba "no tiene relevancia alguna en la habilitación del votante" sino "busca sacar conclusiones, además de analizar el comportamiento y reacción de los actores involucrados".

"No hay modo alguno de asociar la acreditación de identidad con la emisión del voto con el sistema de sufragio actual de la Argentina", aseguró en funcionarios sobre la posibilidad de este riesgo.

La prueba piloto -cuyo proceso de organización comenzó el año pasado con una reunión de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, con los jueces de la Cámara-, se realizará en 110 escuelas de ciudades cercanas a pasos internacionales en las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa, Misiones y Salta, que contendrán 1.052 mesas, equivalentes a 10 % del padrón total de esos distritos.

El votante accederá al dispositivo a cargo de las autoridades de mesa y colocará su pulgar derecho en la pantalla, luego de ingresar su DNI, y ambos datos se cotejarán una vez concluida la elección.

De manera similar, se realizará en las elecciones generales de octubre próximo y que los resultados del procesamiento de datos se darán a conocer en noviembre.


COMENTARIOS