El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

El camino a la ruina previsional

El macrismo lanzó el tubo de ensayo, respecto a rebajas en los beneficios previsionales, mediante métodos diferentes que van desde aumento en la edad jubilatoria a reducción en las remuneraciones, pasando por un beneficio que universaliza a la mayoría y los deja en la línea de indigencia.

El camino a la ruina previsional

Casa Rosada tiró la idea de subir cinco años la edad obligatoria para jubilarse y que las personas accedan a un haber proporcional a sus años de aportes, complementario a la pensión universal, cuando no lleguen a los 30 obligatorios.

Esto llevaría la edad de retiro a 70 años para los hombres y a 65 para las mujeres. Desde Balcarce 50 explicaron sobre esta exigencia de "revisar algunas cuestiones del sistema previsional para que sea sustentable en el tiempo y acompañe la nueva realidad del mercado laboral”.

Como es habitual, en Casa de Gobierno únicamente se plantean la mejor manera de comunicar esto, sin afectar el desempeño electoral, por ello indican que “sin hablar de un cambio en la edad jubilatoria, tenemos que darle la opción de que sigan trabajando si lo desean", le dijeron hoy al diario El Cronista.

Según los funcionarios de la mesa chica macrista, "hay mucha gente que desea seguir trabajando y de que no le alcanzan los años de aportes", indicaron en Trabajo, porque la edad promedio de los nuevos beneficiarios, excluídos los regímenes diferenciales, es de 67,5 años en el caso de los varones y de 63 entre las mujeres.

"Hay cuestiones que son obligatorias, pero no quiere decir que se cumplan en todos los casos. Si hay voluntad de seguir trabajando y si los empleadores y los empleados están de acuerdo en seguir con la relación laboral y se le pone un incentivo, hay gente que se va a sumar", explicaron.

El mecanismo es modificar la ley que regula el funcionamiento del sistema previsional y darle a las empresas y al Estado la posibilidad que no se cuente con una norma que obligue a las empresas a cumplir con la edad mínima actual, sino “darle” la chance al empleado de trabajar cinco años más.

Este retraso con la edad tendría una consecuencia que entusiasma al gobierno para reducir el déficit fiscal, ya que funcionaría como tapón para agregar nuevos beneficiarios al PAMI, debido a que quienes aquellos que demoren su retiro continuarían aportando y acudiendo a obras sociales que hoy manejan los sindicatos.

Otro número a “mejorar” es el de las tres cuartas partes de la población en edad de jubilarse que tiene dificultades para acceder al beneficio previsional por esta causa.


Para ellos se propone crear un régimen proporcional a los años de aportes. La prestación proporcional de carácter contributivo que surja de los años de aportes realizados complementaría la pensión universal al adulto mayor (PUAM), creada el año pasado, que paga el 80% del haber mínimo. Es decir, $ 5.400 mensuales, poco más de un tercio de lo que suma hoy la Canasta Alimentaria, línea de indigencia.

Estos temas se debaten en la comisión creada, cuando se aprobó la Reparación Histórica y el endeudamiento externo con la excusa de pagar a los fondos buitres, la que contó con apoyo del massismo, el Bloque Justicialista de Diego Bossio y algunos diputados del FpV, además de toda la bancada de Cambiemos.


COMENTARIOS