El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

El nuevo Belgrano

El macrismo no se rinde y desde el lunes insistirá con la nueva versión que dará para el programa con el que, dice, invertirá u$s 13.500 millones en el norte del país. Es decir la UFPB.

El nuevo Belgrano

La Unidad Fantasma Plan Belgrano tendrá desde el lunes una nueva versión, la que genera desde ya las más variadas reacciones, pasando por la incredulidad y llegando hasta la ira. 

Sucede que el inefable José “Can not” Cano fue comisionado por Casa Rosada para  intentar acceder a un cargo en el Congreso nacional; esta vez, será la cámara baja, en lugar de la banca en el Senado que con tanta generosidad lo distinguieron los tucumanos en 2013.

De manera tal que las promesas de promesas de promesas que componen esta Unidad Fantasma tendrán, a un delegado del gobernador Ricardo Colombi, aquel mandatario que a fines de 2016 casi desata un enfrentamiento armado entre las policías correntina y santafesina, luego de interrumpir un operativo antidrogas que el macrismo intenta olvidar con total prisa.

En efecto, en reemplazo del tucumano, la verba interminable que constituye la espina dorsal de la UFPB quedará a cargo de Carlos Vignolo.

El ex secretario general del gobierno correntino ocupará el lugar de “Can not”, quien dejó rápidamente un puesto en el que se había ganado un cierto aprecio por parte de los salteños, dada su habilidad con la vigüela y el recitado de algunos versos puercos. 

En lo que respecta a las inversiones concretas, Cano se atajó este fin de semana en su provincia natal, aclarando que “más allá de las críticas, logramos salir de la Argentina de la inmediatez y plantear obras que trasciendan los gobiernos", dijo en esta espiral infinito de bienestares que se encontrarían al caer, pero aún no se concretan. Es decir, la esencia misma del Plan Belgrano. 

Además, Cano sostuvo que durante su gestión se aportó "enormemente a la definición de políticas públicas. Hoy nadie desconoce que el tren Belgrano se tiene que recuperar", concluyó utilizando una perogrullada que nadie podría poner en duda, pero que genera “0” entusiasmo para el debate.


COMENTARIOS