El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Espiga con oro

La producción de trigo proyectada para la campaña 2017/18 ronda los 17,5 millones de toneladas, 7,36% más respecto al período 2016/2017, mientras que la superficie destinada a la producción del cereal bordea los 5,5 millones de hectáreas, con un alza de 7,8% en la superficie de siembra, según un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Espiga con oro

La entidad bursátil destacó que la superficie destinada al trigo en la nueva campaña significará una sensible suba de 34,2% en el cotejo contra la zafra 2015/2016 y que esto obedece a la  políticas que aplicó el Gobierno nacional con respecto a las gramíneas, como la eliminación de las retenciones a las exportaciones y el esquema de Registros de Operaciones de Exportación (ROE's).

De esta manera, los cálculos de la futura producción se ubicarían 1,2 millones de toneladas por encima de lo obtenido en la cosecha de 2015/16 y la superficie a sembrar con el cereal alcanzaría 5,5 millones de hectáreas, frente a 5,1 millones del ciclo anterior.

Una tendencia distinta se estimó para el caso de la cebada, ya que la entidad bursátil porteña proyectó una menor intención de siembra del orden de las 50.000 hectáreas, lo que la posicionaría en las 800.000.

En consecuencia, la producción se reduciría de 3 millones a 2,9 millones de toneladas, entre ambos ciclos de cultivo.

Según especificó el informe de la Bolsa, el incremento en el área va "en contramano" de la tendencia a nivel global ya que "en los últimos cinco años creció 3% la producción mundial, frente al 1,7% en que lo hizo el consumo, por lo que lo duplicó".

"Eso significa que no habrá un raid de precios internacionales sino que estarán a la baja, porque las reservas mundiales son muy importantes y suficientes para el consumo inclusive con condiciones adversas", agregaron.

Sin embargo, resaltaron que en Argentina se "enfrenta un contexto totalmente diferente", ya que tras las decisiones tomadas por el Gobierno nacional "los precios domésticos se han acercado a los precios internacionales".

También desde la BCBA indicaron que se espera una mejora de costos en la relación insumo-producto para la próxima campaña de un 14%, tras una mejora del ingreso del productor luego de la eliminación de retenciones.

"Se revirtieron las tendencias negativas de inversión en tecnología, en cuestiones sanitarias (funguicidas) y fertilizantes, lo que acarrea una mejora en la calidad", adujeron.

Según cálculos realizados por la Bolsa, la facturación derivada de la producción y comercialización del trigo creció en estos dos últimos años, tras la eliminación de las retenciones y los cupos de exportación, un 71%, al alcanzar más de u$s 4.000 millones, con un aporte adicional para la economía del país de u$s 1.623 millones.

"En la campaña 2016/17 el PBI del trigo creció un 100% y para la campaña que viene esperamos que crezca un 10% más, por lo que en los últimos dos años creció 120% por un total de u$s 3.000 millones. Esto generó que se duplique la participación de toda la cadena del trigo en el PBI argentino", reseñó el informe de la BCBA.

Además, crecieron 62% la producción; 149% las exportaciones y 27% la recaudación fiscal.

Al respecto, el secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Néstor Roulet, consideró que "el trigo reflejó la reacción inmediata a las decisiones del Gobierno. Es el claro ejemplo de que cuando al productor se le desatan las manos, reacciona rápidamente. Por eso tuvimos una cosecha récord".

Por su parte, el ministro de Agroindustria de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, indicó: "Empezamos a construir una historia diferente, sobre el trigo, a la de los últimos doce años" y señaló que "Brasil está cumpliendo como un relojito lo que dijeron que iban a hacer (comprar trigo argentino), pero nos dijeron que mejoremos la calidad y lo hemos hecho. Si hacemos bien los deberes, el día de mañana vamos a tener la posibilidad de hacer trigo pan para México o trigo candeal para Italia".

Por último, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Ricardo Valderrama, aseguró que "hoy vemos como el trigo vuelve al centro de la escena. Se recuperó área y se volvió abastecer a nuestros mercados, con Brasil como principal socio". 


COMENTARIOS