El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

No aflojen

El presidente Mauricio Macri fue insultado hoy por un grupo de manifestantes cuando salía junto a su hija Antonia de la iglesia del Santísimo Sacramento en Tandil, donde pasa la Semana Santa con su familia.

No aflojen

Según el relato de la agencia oficial Télam, sometida a un estricto control sobre los contenidos que difunde, este mediodía el mandatario fue increpado por un grupo de vecinos quienes, a lo mejor, le pidieron que “no afloje”.

El relato del órgano periodístico estatal intenta mostrar como radicalizados a los supuestos manifestantes que lo interceptaron a la salida de la iglesia, a la que concurrió este mediodía.

Sin embargo, las pancartas que le pidieron “Macri, pará la mano” pudieron menos que los lugareños de su ciudad natal que lo alentaron con el “Vamos, Mauricio” y mucho menos con el temple vacacional del mandatario.

El video de este altercado, que fue publicado por el medio tandilense Eco, muestra además que una de las pancartas decía "Macri pará la mano".

En otro video en el lugar, también se escucha a otros vecinos que se acercaron a saludar al Presidente y lo alentaron con un: "Vamos Mauricio".

En la iglesia, antes del momento que a Télam le parece tan terrible, Macri se reunió con el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, y el padre Raúl Troncoso, párroco del lugar.  

La familia presidencial se hospeda en la estancia La Carlota y ayer, viernes, el matrimonio jugó al golf en El Valle de Tandil Country, Golf & Resort, en este intento de batir la marca mundial de superar los 60 días de vacaciones que se dio en apenas 16 meses que lleva al frente de Casa Rosada. 


COMENTARIOS