El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Cambiando futuro por pasado

El gobernador radical Gerardo Morales, a la par del dictador Juan Carlos Onganía, será otro boina blanca que se haya ganado un lugar en la historia, si bien en sentido reaccionario, luego de ordenar a la policía irrumpir en el ámbito universitario.

Cambiando futuro por pasado

Es bien sabido el aporte a la historia democrática del país, como luego al resto del continente, corresponde a los radicales que en 1918 impulsaron la Reforma Universitaria, la que entre otros logros consiguió autonomía  para las casas de estudios superiores. 

Casi un siglo después, fue el también radical Gerardo Morales, mandatario provincial jujeño, quien dio una orden que intenta un retroceso de una centuria en aquel logro de resonancia internacional.

Aunque en lugar de Víctor Raúl Haya de la Torre, Morales se puso como ejemplo a seguir el del dictador Juan Carlos Onganía, impulsor de La Noche de los Bastones Largos, cuando en 1966 ordenó una violenta represión en la UBA.  

Desde el centro de estudiantes denunciaron que cinco patrulleros entraron al predio universitario y detuvieron a dos estudiantes que estaban participando de un asado.

Los jóvenes registraron el momento en que los agentes se llevaban a sus compañeros, sin dar ninguna explicación.

Los estudiantes denunciaron este violento operativo mediante el cual agentes de la policía  entraron al predio de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNJu de manera ilegal, e interrumpiendo un festejo que se estaba llevando a cabo, se llevaron a dos estudiantes.
 


Tres efectivos policiales detuvieron, con inusitada violencia y sin presentar orden judicial alguna, al presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad, Joaquín Quispe junto a otro estudiante, Ignacio García.

Además, según denunciaron quienes presenciaron el hecho, amenazaron a los estudiantes que grababan la situación e hicieron varios disparos al aire, con el fin de amedrentar. 

Ambos jóvenes fueron liberados horas después y recibieron el apoyo legal de la Facultad y la Universidad Nacional de Jujuy. Aseguran que se trata de la segunda vez que la policía ingresa a detener jóvenes en facultades de la UNJu, violando la autonomía universitaria.


COMENTARIOS

Lo Más Visto

Más en LO QUE VIENE