El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

La demanda social a los representantes

Por Marcelo Paz (*).

La demanda social a los representantes

Los vaivenes que los ciudadanos vivimos en estos 34 últimos años de vida democrática, nos ponen a prueba como vecinos, dirigentes, contribuyentes y peticionantes. Con el envión de mejorarnos y perfeccionar el sistema de representación, el cual –nadie lo duda- debe ir al ritmo de esta dinámica motorizada por la sociedad y hacerlo sin tardanza.

Esta demanda social sólo enfrenta como única objeción una pulsión paternalista, cuya única misión es anteponer la microscópica determinación de un pequeño sector de los dirigentes, quienes intentan perpetuarse en cargos electivos, a partir de una mezquina  interpretación de la representatividad.

Esta deformación del caudillismo, a través de la imposición de un cierto temor, prácticas ladinas y contención de la miseria en sus expresiones más urgentes, resultó el mal menor en algún momento lejano del siglo pasado. Sin embargo, las actuales demandas de la ciudadanía exigen dirigentes que, en su tiempo completo, actúen al servicio y con una tarea planificada a fin de evitar la estrechez de la ciudadanía, en lugar de accionar de apuro y con mezquindad ante las emergencias. Una situación de la que, muchas veces, se aprovechan quienes aún enarbolan esta práctica distorsionada de la política.

Ante esta tensión generada por tal demanda mayoritaria de la sociedad y la actitud reaccionaria de un pequeño sector de la dirigencia, surge la necesidad de una mejora en el sistema de representación. Se plantea en este contexto la respuesta que dará el resto de la dirigencia política a tal reclamo, en son de fijar un tope razonable a los cargos electivos, los que deberán ser similares al del Gobernador y el Vice.

Es en función de tal demanda que, quien firma estas líneas asume el compromiso de impulsar una reforma parcial de la Constitución Provincial y afronta el desafío de fomentar un debate con diversos sectores políticos y sociales. Por lo cual, en el año legislativo que se inicia impulsaremos la discusión respecto a la modernización del sistema de representatividad, el que, con alta probabilidad, hará posible una mejora de nuestro  vínculo con la sociedad.  Nada menos que el objetivo central del servicio a la sociedad, definición misma de la política. 

(*) Diputado provincial, representante por el departamento de Anta.


COMENTARIOS

Lo Más Visto