El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

En el país de la libertad

Con una caída en las ventas de casi el 6 %, la región que integra nuestra provincia es una de las más afectadas por las políticas de liberalización cambiaria total y absoluta, que induce a los consumidores a cruzar fronteras en busca de productos más baratos.

IMÁGENES

Según el último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, los comercios del Noroeste Argentino tuvieron una caída registrada de 5,9 % menos en su facturación, producto de estos éxodos por cada fin de semana largo. 

Según este informe sectorial, “las retracciones interanuales más fuertes en el primer bimestre del año se sintieron en Cuyo (-6,9%), NEA (-6,4%) y NOA (-5,9%)”, dijo hoy la CAME.

El feriado de este fin de semana volvió a encender las alarmas en las provincias limítrofes por la fuga de turistas y la baja en las ventas, reiteró la CAME.


Durante el último fin de semana largo las ventas fueron muy dispares entre provincias: mientras en algunas ciudades los comercios tuvieron un buen movimiento, en otros más cercanos a las fronteras los niveles fueron malos y la afluencia de turistas fue más de paso que de permanencia, precisó la cámara. 


En ese sentido, la entidad gremial remarcó que "la competencia que ofrecieron lugares como Chile, hacia donde se dirigieron muchos argentinos en busca de paseos de compras y aprovechando los precios más competitivos, se sumaron descuentos de 30% para los turistas de nuestro país que presentaran DNI".

Asimismo, señaló que hubo hasta 5 horas de espera para cruzar la Cordillera. "El jueves entraron a Chile 7340 personas y 1830 vehículos, y el viernes, el primer día del fin de semana largo, se registraron 9.010 personas por el Paso Internacional del Cristo Redentor (donde 40 mil argentinos cruzaron en Carnaval), mientas que en Mendoza la ocupación hotelera rondó el 52%", detalló.


En tanto, agregó que en Formosa se vieron afectadas por el continuo cruce de centenares de compradores locales y extraprovinciales a las localidades fronterizas de Alberdi, Puerto Elsa y Pilar (Paraguay) en donde los precios tienen un valor de entre 20% y 50% menos que en los comercios locales. Y que en Misiones, unos 50 buses diarios pasaron a países limítrofes para realizar tours de compras como sucede todos los feriados.

De acuerdo al relevamiento mensual en más de 1400 comercios del país, "si se toman las ventas por grandes regiones geográficas, las retracciones interanuales más fuertes en el primer bimestre del año se sintieron en Cuyo (-6,9%), NEA (-6,4%) y NOA (-5,9%). También en la Patagonia los descensos promediaron el 4,7%. En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, las ventas cayeron 3,3%, en la Región Centro 2,9% y en la Provincia de Buenos Aires, 1,7%".



Una comitiva de dirigentes de la entidad expuso la semana pasada su preocupación ante la Comisión de Economías Regionales, Economía Social, Micro, Pequeña y Mediana Empresa de la Cámara alta, presidida por el senador Roberto Basualdo de Cambiemos y el viernes pasado se presentó en la Cámara Alta el siguiente proyecto de Comunicación, donde se pidieron medidas que luego serán presentadas en un proyecto de ley.

En tanto, CAME sostuvo que resulta fundamental la implementación de las siguientes medidas:

• Impuesto a la Transferencia de Combustible (ITC) diferenciado para la provincia de Misiones.

• Aplicación sin costo financiero del Programa de Fomento al Consumo y la Producción "Ahora 12" para comercios, hoteles, pasajes aéreos y terrestres, servicios turísticos y gastronómicos.

• Reducción al 1% de la comisión bancaria para tarjetas de Crédito y 0% para Débito.

• Tarifas eléctricas y de gas diferenciales por región.

• Compensación por logística en función de distancia de los centros de producción.

• Eximir del impuesto a los créditos y débitos en cuentas bancarias a las empresas PYMES radicadas en zonas de frontera.

Y argumentó que entre las cuestiones de urgencia a abordar están "las largas colas que vemos en las fronteras norte y andina para ir de compras a los hermanos países vecinos que genera un grave perjuicio a las empresas, a los trabajadores y al fisco -tanto nacional como provincial- por la disminución de la actividad económica".

"El atraso cambiario, la presión fiscal y los altos costos de producción y comercialización interno generan una preocupante desventaja para los comerciantes locales de las provincias de frontera que se ven imposibilitados de competir", subrayó al tiempo que concluyó que los rubros más afectados son: electrónica, indumentaria, calzado, juguetes, blanquería, combustibles y comestibles.



COMENTARIOS

Más en COMERCIOS