El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Jorgelina Suspenso

La diputada oficialista Elisa Carrió le puso un habitual toque de misterio a su participación en las listas del macrismo, al insinuar que no se siente "bien de salud" por lo que no cree que pueda "sostener una campaña electoral".

Jorgelina Suspenso

Luego de haber desafiado a la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, a enfrentarla en los comicios 2017, Elisa Carrió puso en duda su postulación por las filas de la alianza Cambiemos. 

"La decisión sobre mi persona va a ser tomada entre el presidente Mauricio Macri y yo. Pero hoy no me siento bien de salud, no creo que pueda sostener una campaña", dijo la legisladora nacional.

"A lo mejor Dios después me da la fuerza", le dijo al diario La Nación, en una entrevista publicada este  jueves, en la que también ubicó su malestar en el estrés que acarrea desde hace más de dos décadas. 

En esta sintonía, luego de bajarse a medias de una postulación para renovar su banca en el Congreso, Carrió conjeturó que CFK podría seguir un camino similar o al menos no lanzarse como candidata en la provincia de Buenos Aires, donde tendrá lugar el combate principal de las legislativas de este año. 

"No creo que se arriesgue en la política”, arriesgó en referencia a CFK, “a lo mejor sí en Santa Cruz, pero creo que su vida personal está decidida. El daño que se hizo a sí misma y a sus hijos, eso no se cambia", disparó, sin dar precisiones.

La diputada consideró además que si el oficialismo logra una victoria en las elecciones legislativas eso significaría "un marco de previsibilidad" y una "estabilización de la República".

En cuanto al presidente Macri, Carrió definió su vínculo como una “relación de cariño", en la que “él escucha y creo que el cariño es mutuo. Yo quiero que sea un gran presidente republicano", afirmó la diputada.

En este punto del mapa, Lilita volvió a echar mano a sus planteos místicos para “analizar” cuestiones que son largamente conocidas y tenidas en claro por la mayoría de los argentinos. Sin embargo, insistió en diferenciar a Mauricio de su padre, Franco.

“A mí Franco me asustaba. Él (Macri) era hijo de un padre rico muy cuestionado y optó por ser él mismo, y yo soy redentorista. Yo le creo a Macri”, resumió Carrió, en dirección a equiparar que esta impresión personal equivale a una certificación de calidad.

"Si tiene que elegir entre el padre y yo, Macri se va a quedar conmigo, porque quiere ser un gran presidente", dijo Lilita, con su modestia habitual.


COMENTARIOS