13ºc
El Clima en Salta

13ºc

Nublado

Hoy

Min: 9ºc

Max: 17ºc

Mañana

Min: 8ºc

Max: 19ºc

Pasado

Min: 5ºc

Max: 11ºc

A falta de algo mejor

El macrismo comenzó a publicitar los trascendidos que el ministro de Educación, Esteban Bullrich, podría ser el candidato a senador nacional con el que se intentaría frenar la sangría de simpatizantes en el distrito clave del país.

En el oficialismo son conscientes que la carta del funcionario nacional no es la mejor, debido a los despidos en la cartera de Educación y el recargado conflicto con los docentes, quienes este fin de semana lanzaron cuatro días más de paro.

De todas formas, Bullrich mantiene un halo de seriedad en determinados sectores del núcleo duro del Pro (por momentos, el único reaseguro electoral que va quedando) y permite eludir el apellido Macri en las boletas, el activo tóxico que terminó bochando la postulación del primo Jorge Macri.  

En esta dirección fueron los cónclaves que el oficialismo celebró entre jueves y viernes, en los que participaron activamente el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun; la gobernadora María Eugenia Vidal; el jefe de gobierno metropolitano Horacio Rodríguez Larreta; y el asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba.  

Esta mesa chica fue la que se encargó de poner la lápida a la candidatura del intendente de Vicente López, movida que se montó sobre el veto que esta semana lanzó Elisa Carrió lanzó contra Jorge Macri, a quien tildó de “delincuente”.

En términos publicitarios, la única disciplina que sustenta estos días al oficialismo, el apellido con reminiscencias presidenciales, junto al calificativo lanzado por la diputada nacional, hubiesen servido en bandeja para que la oposición lanzase una campaña de pintadas uniendo ambas partes.

Según el portal oficialista Infobae, el jefe de gobierno porteño, Peña Braun y Durán Barba, tres distinguidos del macrismo que portan doble apellido, “ven con agrado la postulación del ministro”. Pero es bastante claro que alternativas para el oficialismo, van quedando pocas.

"No voy a sacar a uno de los mejores ministros de Educación de la historia por una elección", respondió el presidente Macri, en noviembre, cuando le consultaron acerca de esta posibilidad.

El desgaste de la gestión, los números en rojo en lo económico, los nuevos escándalos que siguen apuntando hacia Balcarce 50 y la cercanía de las fechas electivas, pueden más que el examen de Bullrich a corto plazo, jaqueado por la continuidad del conflicto docente.

Es por este motivo que algunas notas editoriales, como una del diario Clarín, apuntó a que los educadores intentan disparar contra el “corazón” del macrismo y el despiece de postulantes que caen o van perdiendo peso con el transcurrir de los días.

Por esta razón, también, Peña Braun y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal dispararon contra la supuesta especulación electoral de los sindicatos de educadores, traicionados por su inconsciente que se aferra a Bullrich como una de las cartas finales.


COMENTARIOS