El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Sensatez & sensaciones

Entre la crítica dura y el intento por suavizar los efectos, fue la división central con la que algunos economistas, de diversa tendencia, evaluaron la homilía presidencial ante el Poder Legislativo.

Sensatez & sensaciones

El ex presidente del Banco Central Arnaldo Bocco, resumió que "el presidente Macri tiene una visión particular de la economía que la sociedad no está percibiendo, con una lectura sobrestimada de aspecto del último trimestre que no son coincidentes con lo que pasa con la economía real".

Para el economista, el discurso presidencial "estuvo totalmente ausente la fuerte caída de la actividad industrial, la precariedad de la trama producción-trabajo, el enorme cierre de pymes y aunque reconoció una situación de crisis leve, a juicio de la sociedad y de lo que reflejan las mismas encuestas que encarga el Gobierno es una crisis muy seria".

El segundo punto que resaltó Bocco es "la omisión de un tema de fondo, que la economía funciona gracias al fenomenal endeudamiento, para el cual ni la recaudación ni los fondos del blanqueo son suficientes para contener el particular modo de gestionar la política económica y que llevó a hoy a la emisión de deuda por 74.000 millones de dólares".

El director de Centro de Estudios Económicos del Estudio Orlando Ferreres, Fausto Spotorno, ponderó la decisión del Presidente de ratificar el programa económico del ministro (de Hacienda Nicolás) Dujovne, en materia fiscal, y la política monetaria" que lleva adelante el Banco Central, al "garantizar que no se va a intentar ganar competitividad con devaluación".

 "Lo aclaró y es muy bueno porque en el fondo la devaluación es un parche de corto plazo, y hasta dijo que el esfuerzo de ganar competitividad es por el camino más potable que tiene el Gobierno que es por la obra pública y las regulaciones", destacó el economista.  

Sobre la ratificación de las metas fiscales para los próximos años, Spotorno consideró que "son objetivos cumplibles, hasta demasiado gradualistas, y la deuda es el resultado", en tanto coincidió con la percepción del Gobierno sobre "el inicio del crecimiento de la actividad con cuatro meses consecutivos de recuperación, en particular en agro, energía, minería y turismo".

En tanto, el economista heterodoxo Alejandro Robba, director de la carrera de Economía de la Universidad Nacional de Moreno, consideró que el discurso de Macri "estuvo bastante divorciado de la realidad efectiva económica actual, y le faltó el reconocimiento de la que la actividad no arranca ni está por arrancar".

"En su crítica a la situación heredada el presidente realiza la justificación del ajuste, cuando el problema que dispara esta crisis económica es una recesión que no tiene vías de solución, principalmente si el Gobierno sigue con la idea de poner un techo a las paritarias", planteó el ex subsecretario de Coordinación Económica.

Aludiendo a las palabras de Macri sobre el desempeño de la economía durante el kirchnerismo, Robba agregó: "Este Gobierno es el que le roba el futuro a los argentinos al hipotecar los presupuestos futuros por el actual nivel de endeudamiento en dólares, recursos que no se van a poder destinar a infraestructura, desarrollo social e industrial".

Finalmente, el analista económico y especialista en consumo, Damián Di Pace, expresó: "Es evidente que el Presidente intentó en su discurso mostrar los pequeños resultados que pudo obtener en el corto período de Gobierno, sobre todo vinculado a los resultados en el campo, y en el complejo de agronegocios, sectores que pudieron reflejar una ostensible mejora".

"Se vio un Macri que se replegó bastante sobre la dificultad de retomar el sendero de crecimiento en virtud de errores pasados pero que, de alguna manera, tuvo algún tipo de dificultad propia para mostrar un sendero de desarrollo sostenible en base a crecimiento esperado para este año en relación a la inversión pública pero aún no acompañada por el sector privado", dijo Di Pace.

El también director de la consultora Focus Market, expresó su sensación de que "el Presidente puso demasiado optimismo en los resultados iniciales de la economía pero partiendo de muchas situaciones todavía controvertidas como el crecimiento de las importaciones y la alta carga tributaria basada en un sostenimiento de gasto público con un déficit fiscal elevado".


COMENTARIOS

Más en ECONOMIA