El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Que vengan los rompe huelga
Que vengan los rompe huelga

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal convocó a 60 mil “voluntarios” que se ofrecieron por Twitter para romper el paro, campaña gestada por un militante de Cambiemos y ex agente de Inteligencia del Batallón 601.


Las negociaciones se desarrollaron ayer, durante el último día del fin de semana largo de Carnaval, pero no llegaron a buen puerto. 

Gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires rechazaron ayer la propuesta salarial del Gobierno porteño de un aumento del 18% en dos tramos, uno en marzo y otro en octubre, por lo que ratificaron la adhesión al paro de 6 y 7 de marzo.

Eduardo López, de UTE-CTERA, indicó que el aumento ofrecido por el Gobierno representa una mejora de 1.137 pesos en marzo y luego otros 900 pesos para llegar a 2.047 pesos para todo el año.

Los docentes exigieron la inmediata convocatoria a la paritaria nacional. "No podemos aceptar este aumento, no nos alcanza ni para pagar la luz. Sacaron el piso de la paritaria nacional docente y pusieron un techo del 18 por ciento", cuestionó López, tras una convocatoria que a negociar que incluyó a la Unión Docentes Argentinos (UDA), la Unión Trabajadores de la Educación (UTE) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP).

Por su parte, la titular de la cartera educativa dela Ciudad, Soledad Acuña, defendió la no convocatoria a una instancia a nivel nacional. "Ratificamos la postura planteada por el gobierno nacional. Es responsabilidad de las jurisdicciones el establecimiento de mejores salarios", planteó.

Al mismo tiempo, el gobierno bonaerense y los dirigentes gremiales docentes en la Provincia terminaron la reunión de ayer sin llegar a un acuerdo y pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy. Igual que sus pares porteños, ratificaron el paro anunciado para el 6 y 7 de marzo.

"No hubo propuesta salarial. Es la tercera reunión y no salían de la propuesta de la inflación. No sabían cómo iba a impactar ese 18 por ciento en los salarios docentes", sostuvo el líder de Suteba, Roberto Baradel.

Sumando intensidad al conflicto, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dijo que convocará a los 60 mil voluntarios que se ofrecieron ante el paro de 48 horas de los maestros, aunque aclaró que será para que den apoyo escolar en "comedores, municipios, asociaciones vecinales y clubes de barrio".

"Fueron 60 mil personas que se ofrecieron a estar en las escuelas para que el lunes hubiera clases, aun con el paro. Quiero agradecerles de corazón porque no se quedaron en la disconformidad o en la protesta, pusieron una parte de ellos mismos para ayudar a los demás. Esa es la Argentina que con Mauricio (Macri) y Horacio (Rodríguez Larreta), entre todos, tenemos que construir", dijo la gobernadora.

"La tarea de nuestros docentes en la Provincia tiene un valor que no puede ser reemplazado, pero sí hay muchas redes de educación no formal en la Provincia: comedores, municipios, asociaciones vecinales, clubes de barrio, lugares donde se da apoyo escolar", sostuvo. El anuncio no tardó en generar polémica e interrogantes sobre su implementación, mientras que muchos padres ya advirtieron que no dejarán a sus hijos en manos de personas sin formación docente ni control alguno.


COMENTARIOS

Más en EDUCACIÓN