Que nadie le diga Gato
Desde el oficialismo se multiplicaron los ruegos a la oposición para alivianar los reclamos en la cartelería de pupitres de sus legisladores, cuando este miércoles Macri de su discurso ante la asamblea legislativa.

Uno de los principales temores del Pro es que los diputados y senadores adornen su mostradores con carteles en repudio a la Operación “Lava Gato”, como se bautizó al escándalo por el Correo.

Entre ellos, los cordobeses Mario Negri y Nicolás Massot, pidieron a la oposición que mañana respete la "investidura presidencial" y "no convierta el recinto en un campo de batalla bochornoso" cuando el presidente Mauricio Macri, brinde su discurso en la Asamblea Legislativa para inaugurar el 135° período de sesiones ordinarias, que será el segundo desde que asumió la presidencia de la Nación.

Además, el legislador cordobés cuestionó a la CGT por la protesta convocada para el 7 de marzo y dijo que la dirigencia sindical tiene "una ansiedad oral por salir a las calles urgente" para protestar contra el Gobierno.  

El diputado radical advirtió que el sindicalismo durante el gobierno kirchnerista "aplaudía y no había INDEC, no había cifras, la inflación estaba escondida".

"Con la dirigencia gremial se ha negociado y accedido enormemente, se mejoró la ley de Ganancias, se amplió el abanico de las asignaciones universales, se hizo una gran ley de Pymes. Espero que esta no sea una carrera a lo loco a ver quién empuja a quién. Espero que el Congreso sea el marco de acuerdos y consensos. Porque las asignaturas pendientes son enormes. Acá se evalúa el Gobierno como si estuviera terminando el mandato y lleva un año", postuló.

También se refirió a la cena que junto a los legisladores de Cambiemos mantendrán esta noche con Macri y dijo que "mi impresión es que nos llama para mostrarnos juntos un día antes del discurso en el Congreso y teniendo en cuenta que el jueves hay reunión de gabinete ampliado. Sus anuncios de mañana no serán de Marte ni de la estratosfera, serán de la Argentina de todos los días".

Sobre la Asamblea Legislativa de apertura de las sesiones y ante la posibilidad que el kirchnerismo se presente con carteles de rechazo a Macri e interrumpa con silbidos el discurso como hizo el año pasado, Negri dijo a Télam que "esperemos que podamos escuchar tranquilos el primer balance del Presidente en el recinto y que éste no se convierta en un campo de batalla bochornoso".

Sobre el discurso de Macri señaló que "creo que se hará un balance del primer año de gestión, pero creo que también debe hablarse del pasado, porque eso es parte del balance" y dijo que espera que el jefe de Estado explique el lugar en el que está la Argentina".

Por segunda vez en su mandato, Macri dejará el abierto período de sesiones ordinarias en un año que será complicado poder sancionar iniciativas significativas debido al impacto que tendrán las elecciones, donde un sector de la oposición que colaboró con el gobierno para aprobar los proyectos ahora buscará diferenciarse para posicionarse de cara a las elecciones de renovación parlamentaria.

En ese sentido, Negri dijo que "el primer año de Cambiemos ha sido bueno, hemos conseguido gran respaldo en las leyes estando en minoría, salvo en algunas excepciones".

Apuntó que "no sé si el contexto electoral nos va a permitir tener un año legislativo como el 2016, con tantos acuerdos", aunque expresó que "sería un acto de madurez que ello ocurriera".


COMENTARIOS
Más de LO QUE VIENE