El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Las pistas a profundizar
Las pistas a profundizar

La investigación por el asesinato de Jimena Salas, la ex empleada de Garbarino, ocurrido a fines de enero, enfiló hacia el entorno de contactos del matrimonio con domicilio en la localidad metropolitana de Vaqueros.


Esta semana, el fiscal Pablo Paz orientará las pesquisas del homicidio a partir de las pruebas de ADN analizadas por el Centro de Investigaciones Fiscales, las que permitieron determinar si el asesino es hombre o mujer. 

En función de estos elementos, los pesquisas estudiarán cada uno de los contactos de personas cercanas al matrimonio Salas y Nicolás Cajal, el gerente de Garbarino y esposo de la víctima, quien fue incluido en esta causa como querellante. 

En concreto, buscan encajar las pruebas analizadas en la escena del crimen con los testimonios ya recogidos y el estudio de llamadas telefónicas, mensajes de whatsapp y a través de redes sociales en los días circundantes a aquel sangriento 27 de enero.

Y pese al hermetismo con el cual se viene manejando la justicia en la investigación del crimen de Jimena Salas, en algunos medios trascendió que el cuchillo con el que ultimaron a la mujer aún no fue hallado. 


COMENTARIOS