13ºc
El Clima en Salta

13ºc

Nublado

Hoy

Min: 9ºc

Max: 17ºc

Mañana

Min: 8ºc

Max: 19ºc

Pasado

Min: 5ºc

Max: 11ºc

Ella se mueve así

Por Fede Perex (*).

Es una tarde agotadora. El extraño calor primaveral, más el agotamiento cerebral de telemarketer, casi lo dejaron extenuado. A veces, le gustaría disfrutar como quienes dicen hacerlo con esta temperatura. O a lo mejor solamente sean exclamaciones de gentes que se anhelan dorándose en playas brasileñas. Una jornada en la que ni siquiera unos mates –sin azúcar- con “Romance” consiguen reanimarlo. Y la alternativa de un negocio multinivel que al menos por hoy no anduvo tan bien. No hay caso: baterías sulfatadas, se dice. Ojalá estuviese así la de su teléfono móvil, ante cualquier mensaje de whatsapp de grupos molestos o de amigos con déficit anímico tecnológico. Y eso sin contar esta noche el cumple de Valeria, compromiso social por poco olvidado.

Como de costumbre, estarán ahí las amigas habituales. También algún que otro conocido de la homenajeada, charla de fútbol y/o política más o menos interesantes. Aunque más probable lo último. Las mismas palabras “madame”,  “of course”, que ponen algo de sofisticación al servirles a ellas un cosecha tardía y dan encuadre de persona encantadora. Pero hoy con menos inspiración que un compositor de reggaeton. Sin pilas, sin chispa, sin pimienta. Hasta que un poco más tarde, Valeria exclama ante la llegada de la amiga rezagada. Una mata de pelo lacio, negro casi al extremo, advierte sobre el arribo de “L”.

“L” que con su llegada despertó un calibrar de cerbatanas, rápidamente arriadas con la aparición de su acompañante. Ella, más linda a plena luz de lo que la recordaba en aquel cruce fugaz. Pero deja un aroma “Amarige”, tras su beso de cortesía y su presentación como “L”. Mientras, su compañero da un apretón de manos, tal vez olvidando que ya terminó la sesión de mancuernas en su gym. Parecen recién unidos, piensa, aunque la parejita no exagera demostraciones de afecto. Ella, le parece, apenas si percibió su presencia. “L” cuenta con una memoria más frágil que la propia, se asombra. No quedó nada. Nada de aquella noche que luego fue salvaje. Y ella, su niña rohirrim capaz de enfrentar cientos de tempestades.


FEDE PEREX


COMENTARIOS