El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Lorenzetti hace la que sabe
Lorenzetti hace la que sabe

La Corte Suprema de Justicia de la nación, se desmarcó de la denuncia realizada por pinchaduras telefónicas a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.


El organismo presidido por Ricardo Lorenzetti tomó, así, distancia de la intercepción de comunicaciones telefónicas entre la ex mandataria y el ex titular de la SIDE, Oscar Parrilli, ordenadas por el juez federal Ariel Lijo. 

La difusión de los contactos CFK-Parrilli, lejos de develar alguna maniobra para encubrir al narco estrella del macrismo, Ibar Pérez Corradi, más bien develan el desconocimiento que había en la gestión anterior en relación a una causa que alguien del gobierno o de los servicios de inteligencia pretendía armarle. 

En realidad, las denuncias contra el ex espía Jaime Stiuso habían sido presentadas en 2015 e inauguradas por Gustavo Vera, quien acusó de lavado y enriquecimiento ilícito al ex hombre fuerte de la SIDE. 

Luego de la denuncia por esta versión del “Watergate” a la gaucha, la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación, creada por las acordadas 2/2016 y 30/2016 de la Corte Suprema de Justicia y a cargo de los camaristas federales Javier Leal de Ibarra y Martín Irurzun, informó que “no ha habido entrega, filtración o divulgación de material alguno por parte de esa dependencia fuera de los reglamentos de actuación y protocolos de cadena de custodia establecidos para garantizar el resguardo de la información".

Tal fue el desmarque de Lorenzetti, frente a las denuncias del propio Parrilli al exponer esta suerte de "espionaje político" con la difusión de los audios.

De manera indirecta, Lorenzetti apuntó contra la justicia federal (Lijo y Marijuan) por la trascendencia periodística del affaire, cuyo contenido se viene ventilando desde el viernes. 


COMENTARIOS