El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Avance privatizador en Salud
Avance privatizador en Salud

El ministro de Salud, Roque Mascarello, firmó un convenio marco para la adhesión de la Provincia a la Cobertura Universal de Salud, un plan nacional orientado a ciudadanos sin obra social y que implica la primer cuña para avanzar en una nueva reforma previsional.


Por ahora, la CUS tiene como meta a los ciudadanos más vulnerables, para darles  acceso a los servicios básicos, en materia de promoción, prevención, curación, rehabilitación o cuidados paliativos.

El plan crea una cobertura para pacientes sin obra social con acceso gratuito a medicamentos y atención en hospitales públicos de todo el país, por lo que cada beneficiario tendrá una credencial e historia clínica disponible en cada centro sanitario de Argentina.

La rúbrica se desarrolló en el marco del primer encuentro del año del Consejo Regional de Salud, que tuvo lugar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y reunió a las máximas autoridades sanitarias de las jurisdicciones del NOA, NEA y Centro del país. Junto a Salta, también rubricaron su adhesión: Córdoba, Entre Ríos y Jujuy.

La CUS tiene la finalidad de asegurar el acceso a servicios de calidad integrados y basados en la Atención Primaria de la Salud. Propone prestaciones igualitarias, integrales y humanizadas, tendientes a la promoción, protección, recuperación y rehabilitación de la salud humana, que respondan al mejor nivel de calidad disponible.

Mascarello expresó su beneplácito por incluir a la Provincia de Salta en la Cobertura Universal de Salud y destacó que “es importante trabajar  en el mismo sentido  en materia de políticas sanitarias; esto es una señal de unidad respecto de los criterios que tenemos en este ámbito y con ello avanzamos en la premisa de brindar a la comunidad, una cobertura de calidad”.

Explicó que “la cobertura universal es el concepto más poderoso que la salud pública puede ofrecer”. Representa el medio de lograr mayor eficiencia y mejor calidad, y “puede quitarnos de encima el peso aplastante de las enfermedades no transmisibles que actualmente agobia al mundo”.

Se busca un sistema de vasos comunicantes entre todos los subsectores del sistema sanitario- sector público, de la seguridad social, el PAMI y los hospitales públicos de autogestión- que permita al Estado asistir al más vulnerable.

El padrón inicial de beneficiarios se estima en 16 millones de personas ya inscriptas en programas de medicamentos y otros 12,7 millones de adjudicatarios que integran el plan SUMAR.  Este padrón digital será una herramienta indispensable para los ministerios de Salud de cada provincia, a fin de monitorear el avance y resultados de la misma.


COMENTARIOS