El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Eran y fueron ellos

La Corte Suprema de la Nación confirmó prisión perpetua para los dos lugartenientes en la campaña bonaerense que tuvo el macrismo, los hermanos Cristian y Martín Lanatta, por la masacre de tres muchachos en General Rodríguez durante 2008.

Eran y fueron ellos

Pese al show televisivo que un año atrás ambos prestaron a la sociedad argentina, en un road movie que incluyó fuga de prisión, robo de vehículos, asesinatos de policías, ridículos inolvidables para las fuerzas nacionales de seguridad y  hasta una captura de lo más absurda, los Lanatta escucharon este jueves el estruendo del martillo judicial.

Ni la misma actuación de viejecitas timadas, que actuaron en el programa televisivo de canal 13 en agosto del año pasado (en plena campaña por la gobernación bonaerense), sirvió al defensor oficial Mario Luis Coriolano para plantear voltear la muralla de sentencias dictadas por todas las instancias de la justicia bonaerense en su contra.

Menos permeables a esas actuaciones televisivas que el votante bonaerense, el máximo tribunal de la nación consideró que la queja es "inadmisible" y desestimó el recurso, con las firmas del presidente, Ricardo Lorenzetti, y por los ministros Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y hasta Carlos Rosenkrantz, quien supo desempeñarse como abogado de la empresa audiovisual que hizo en 2015 aquella puesta en escena.

De esta forma, quedó firme la resolución dictada el 20 de diciembre de 2012 por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mercedes, que aplicó la pena máxima a Cristian (44) y Martín Lanatta (43).

En tanto, también se encuentra a estudio de la Corte la apelación presentada por los también hermanos Víctor (36) y Marcelo Schilacci (37), condenados en el mismo debate oral, pero todavía no fue resuelta.

Los cuatro fueron hallados coautores del delito de "privación ilegal de la libertad agravada en concurso real con homicidio agravado por ensañamiento, alevosía y por la participación de más de dos personas" de los empresarios Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35).

Para el tribunal 2 de Mercedes, el móvil de los homicidios fue que las víctimas querían entrar al negocio del tráfico de efedrina y esto ponía en riesgo el negocio de Martín Lanatta y, su socio, el narcotraficante Ibar Pérez Corradi, considerado el ideólogo de los crímenes.

En medio del derrotero judicial de la causa, el 27 de diciembre del año pasado, los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci huyeron del penal de General Alvear tras robar un auto Fiat 128 que estaba estacionado en el playón de la cárcel, y llevarse cautivo a un guardia, a quien abandonaron unas cuadras más adelante.

Mientras permanecieron prófugos, los evadidos balearon a dos efectivos de la Policía bonaerense durante un control de tránsito en la localidad de Ranchos e hirieron a otros tres gendarmes durante los procedimientos que terminaron con las recapturas en Santa Fe.

En esa provincia, los tres serán sometidos a juicio oral en los próximos meses por las privaciones ilegales de la libertad de un ingeniero agrónomo, el sereno de una planta arrocera y un matrimonio de campesinos cometidas durante la huida.

Tras ser recapturados, los tres fueron alojados en el penal de Ezeiza, mientras que Víctor está en el hospital de la cárcel de Olmos.


COMENTARIOS

Lo Más Visto