El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Antes que se venga a pique

Federico Pérez Córdoba (*).

Antes que se venga a pique

El accidente que le costó la vida al plantel completo del club Chapecoense, más que otras cuestiones, plantea el debate por las aerolíneas “low cost” que están proliferando, a la par de la derecha en nuestro país y en la región. 

La Conmebol y la Asociación del Fútbol Argentino adeudan explicaciones por el convenio acordado con LaMia, la empresa con exclusividad para el traslado aéreo de equipos de fútbol, entre los que se cuenta la Selección Argentina y que se vino abajo esta semana en Colombia.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y la titular de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, también deben ir al Congreso de la nación y sus integrantes hacerlos directamente responsables por cualquier accidente que pudiese suceder, ya que impulsan la llegada de transportadoras similares a LaMia para competirle a la firma de bandera que dirigen. 

El titular de la AFA, Armando Pérez, entre otras cosas ya tendría que haber sido eyectado de la intervención que el macrismo le asignó en la entidad deportiva. El motivo es evidente.

Además del caos que su ineptitud regó en el fúbol, se sabe que su irresponsabilidad es la que por poco provoca una tragedia hace unos 17 días atrás, cuando en las mismas butacas que los muchachos del Chapecoense sentó a los integrantes del Seleccionado de Fútbol, para el trayecto Belo Horizonte-San Juan.

Luego de este viaje en la misma aeronave siniestrada en Colombia, se sabe que Lionel Messi, protestó enérgicamente por el riesgo al que sometieron a los integrantes de la celeste y blanca. Un milagro pospuso la tragedia por 15 días y despejó a las estrellas del balompié rioplatense del momento trágico que hoy se centra en el sur de Brasil.  

En su edición del pasado 14 de noviembre, el diario Clarín relató el “malestar en gran parte del plantel, que aterrizó en el aeropuerto Domingo Faustino Sarmiento minutos antes de las 12.30”. Es decir, antes del partido contra Colombia.

El titular de la Secretaría de Seguridad de la Aeronáutica Civil de este país, Fredy Bonilla aseguró por estas horas que "la aeronave no tenía combustible en el momento del impacto". 

La investigación de las cajas negras, con alta probabilidad, confirmará la hipótesis que el malogrado vuelo que ocasionó 71 muertos a 17 kilómetros del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, próximo a la ciudad de Medellín, publicitaba su bajo costo, ocultando que su ahorro estaba centrado en incumplir protocolos de seguridad para sus pasajeros. 

Fue esto del ahorro, el cual privilegian las aerolíneas de bajo costo, este viajar “con lo justo”, lo que determinó que la aeronave se desplomara y hoy extendiera el luto al fútbol mundial.

Tal es el modelo que enarbolan desde el gobierno argentino, resistido tenazmente por controladores de vuelos, pilotos y azafatas de Aerolíneas, frente a la irrupción de las líneas “low cost” que han ingresado en los últimos meses a los cielos de nuestro país. 



(*) www.saltainforma.com

COMENTARIOS

Lo Más Visto